Rendimiento empresarial aparte de los beneficios

Aunque el mundo de los negocios está orientado a los beneficios, estos no son la única forma, ni siquiera la mejor, de medir el rendimiento empresarial. Hay muchos otros elementos a considerar que pueden ser incluso más importantes que los beneficios.

El beneficio es un indicador del éxito muy corto de miras. Lo que es más importante es la sostenibilidad. La sostenibilidad es la característica de poder existir indefinidamente. Esto incluye a los empleados, la disponibilidad de materias primas, la maquinaria y otros elementos de valor añadido.

En lugar de mantener procesos insostenibles para aumentar el margen de beneficios, a una empresa le convendría optimizar la eficiencia. La eficiencia es la relación entre output e input. El input son todos los recursos que se agotan para realizar un proceso empresarial. El output se mide por la cantidad de productos o el número de pedidos de un servicio concreto.

Para que los procesos empresariales sean más eficaces, un mánager debe tener la capacidad de efectuar cambios. Esta característica no solo depende del mánager, sino que se refleja en toda la plantilla. La capacidad de efectuar cambios puede significar la diferencia entre un lote de productos defectuosos y un envío completo de los mismos.

El mánager debe ser consciente de los riesgos que conllevan los cambios que pone en marcha. Hacer cambios en un proceso empresarial siempre tiene pros y contras. La evaluación de los riesgos forma parte de la gestión. El riesgo es otro elemento a tener en cuenta a la hora de medir los resultados de la empresa.

Por último, la satisfacción del cliente y los objetivos corporativos son dos indicadores clave de rendimiento. Pueden parecer elementos abstractos, pero afectan en gran medida a una empresa de formas difíciles de cuantificar, como la reputación y la moral de los empleados.

Más información sobre BPM

¿Qué es la gestión de procesos de negocio (BPM)? ¿Cómo puedo saber si se adapta a mis necesidades? ¿Por dónde empiezo? ¡Consiga las respuestas a estas preguntas y muchas más con la Guía BPM!