El BPM mejora la eficiencia operativa y añade valor a las empresas

La gestión de procesos de negocio (BPM) es un término utilizado para describir cómo una empresa gestiona y supervisa sus procesos de workflow, cómo las personas interactúan entre sí en estos procesos y cómo la tecnología sigue el ritmo del mercado. Este modelo operativo está sustituyendo poco a poco al modelo de workflow tradicional. El BPM se considera un enfoque de gestión holístico que fomenta la eficiencia y la integración de las personas con la tecnología, mejorando así los procesos empresariales. Permite una mayor flexibilidad e integración que el modelo de workflow tradicional, y permite a las empresas responder rápidamente a las cambiantes condiciones del mercado y a las exigencias de los clientes. Un componente importante de la gestión de procesos empresariales (BPM) es la evaluación, medición y mejora constantes de los procesos, algo que la BPM anima a las empresas a tener como objetivo constante. Al permitir que las empresas respondan con mayor rapidez a las cambiantes condiciones del mercado, a las exigencias normativas y a las tendencias de los consumidores, la BPM añade valor a las empresas porque pueden hacerlo más rápido que sus competidores.

Más información sobre BPM

¿Qué es la gestión de procesos de negocio (BPM)? ¿Cómo puedo saber si se adapta a mis necesidades? ¿Por dónde empiezo? ¡Consiga las respuestas a estas preguntas y muchas más con la Guía BPM!