No, la automatización no acabará con los bancos, pero cambiará el mundo de los servicios financieros, parte 2

Roland Alston, Thought Leadership Program Leader
February 11, 2021

La tecnología impulsa el cambio, pero este se ha vuelto especialmente frenético en la última década.

Esta tendencia, dice el experto en Fintech Chris Skinner, está en parte inspirada por la crisis financiera mundial, pero igualmente posibilitada por la revolución digital.

"Soy tecnólogo", explica Skinner, "y he pasado toda mi carrera estudiando cómo la tecnología podría cambiar el futuro de las finanzas y los servicios financieros... Pero esta es una revolución digital de todo el planeta tierra y va mucho más allá de cambiar la banca".

El comentario de Skinner en HYPERAUTOMATION —una colección de ensayos publicada recientemente sobre el futuro del desarrollo low-code y la automatización de las empresas— nos habla de los motores que impulsan el cambio radical que hemos visto en la última década, y de cómo el auge de las finanzas no tradicionales ha creado sociedades inclusivas y nuevos modelos de finanzas.

5 motores del cambio radical en la banca

"Estos tiempos de cambio constante", dice Skinner, "piden a las empresas de tecnología financiera y al ecosistema de servicios financieros en general que se aseguren de que los menos afortunados no se queden atrás".

Esto es más importante que nunca, ya que la hiperautomatización ofrece experiencias hiperpersonalizadas que los clientes exigen en estos tiempos de cambio constante. Lo cual es un buen punto de partida para los cinco motores de cambio radical que nos impulsarán en la era de la hiperautomatización, según Skinner:

  1. Inclusión financiera: El hecho de que cualquier persona que pueda acceder a un teléfono móvil pueda ahora acceder a las finanzas es la razón por la que tantas personas se dedican a comerciar y realizar transacciones. Según el Banco Mundial, el 69 % de los adultos —3800 millones de personas— tienen ahora una cuenta en un banco o en un proveedor de dinero móvil, lo que supone un aumento sustancial respecto al mero 51 % de 2011. Y todo gracias al teléfono móvil y a Internet. En resumen, lo digital es barato.
  2. Educación financiera: Teniendo en cuenta que las finanzas son el principal factor de comodidad y riqueza en nuestras vidas, también es una de las áreas más olvidadas en nuestros años escolares. En la actualidad, muchas empresas se centran en impartir conocimientos financieros a los niños, utilizando tecnologías de gamificación para que sea divertido y fácil.
  3. Capacidad financiera para los menos capacitados financieramente: Se basa en la educación financiera, pero se centra específicamente en los usuarios financieros más vulnerables, como la gestión financiera de los ancianos. Por ejemplo, si uno de los padres sufre demencia, Alzheimer, Parkinson u otra enfermedad, ya no puede hacer frente a la situación, dice Skinner. Estas aplicaciones ayudan a sus hijos (si los tienen) a cuidar de sus finanzas y evitar que sean estafados por delincuentes y estafadores.
  4. Bienestar financiero: Los psicólogos han descubierto que quienes tienen los peores problemas de salud mental suelen ser quienes tienen una peor salud financiera. Múltiples estudios informan de que las personas con problemas de salud mental tienen más probabilidades de estar endeudadas. Y los que tienen adicciones son los más propensos a tener problemas. Por ello, los bancos británicos Monzo y Starling están ayudando a los clientes a dejar el juego ofreciendo un sistema de bloqueo para evitar que sus cuentas financieras accedan a cualquier cosa relacionada con el juego.
  5. Sostenibilidad y banca responsable: Skinner explica que la mejor ilustración de las finanzas sostenibles es Ant Forest, que anima a los 800 millones de usuarios de Alipay en China a jugar a cultivar árboles virtuales. Para hacer crecer un árbol, el sistema anima a los usuarios a evitar hacer cosas que aumenten las emisiones de carbono. Cuanto más respetuoso sea su estilo de vida con el medio ambiente, más puntos obtendrá y más ahorrará.

"Hay muchas maneras de cambiar nuestro estilo de vida para ser más ecológicos" apunta Skinner, "incluyendo hacer pagos en línea".

Digitalizar y plantar árboles

Al jugar con una divertida aplicación mientras realizan pagos, 500 millones de usuarios chinos de Alipay han plantado más de 100 millones de árboles reales en Mongolia Interior y la provincia de Gansu que cubren casi 1000 kilómetros cuadrados de terreno. Esto reducirá las emisiones de carbono de China en un 5 % estimado para finales de 2020, según Skinner.

Así es como se aprenden las lecciones, observando nuevas economías que tenían poca o ninguna infraestructura histórica, explica Skinner. Vemos que esto ocurre en India, China, en toda Asia, África y Sudamérica. Estos países iniciaron sus proyectos de infraestructura en la era de Internet y, como resultado, están impulsando sus economías.

Skinner relata que aprendió esta lección cuando visitó Ant Financial en Hangzhou, China. La empresa tiene una misión de inclusión financiera móvil y ha exportado sus tecnologías a asociaciones locales en Indonesia, Filipinas, Tailandia, Pakistán, India y otros países.

La tecnología digital está llevando servicios financieros sencillos y fáciles a mercados que históricamente han sido ignorados por los bancos.

"Mi ejemplo favorito es el de la India", dice Skinner. "Lo que está ocurriendo allí realmente pone de manifiesto lo que está ocurriendo con la tecnología y la inclusión financiera. Paytm, por ejemplo, es un monedero móvil que se utiliza en toda la India. Hoy cuenta con unos 400 millones de usuarios, mientras que, justo antes de la desmonetización en noviembre de 2016, tenía unos 150 millones. Gracias a la desmonetización y a otras medidas del gobierno indio, la historia de la inclusión en la India ha aumentado de forma espectacular, y gran parte de ello se debe a la red de monederos de pagos móviles".

Desbloquear el valor de los humanos digitales

Vijay Shekhar Sharma es el fundador de Paytm. También es fan de Jack Ma y Alibaba, y quería copiar a Alibaba y Alipay en la India. Sharma fue a ver a Jack Ma y le convenció para que invirtiera en su empresa. Por ello, Alibaba y Ant Financial poseen una parte sustancial de Paytm. Las tecnologías básicas que sustentan Paytm son proporcionadas por Ant Financial a través de Open Banking, pagos abiertos y servicios financieros abiertos.

Estas tecnologías han permitido a Paytm crecer y escalar muy rápidamente gracias a los servicios basados en la nube. Y Ant Financial y Alipay no solo lo hacen en la India, sino también con socios en muchos otros países, desde Pakistán hasta Filipinas, pasando por Indonesia, Tailandia y Corea del Sur. En otras palabras, Ant Financial se ha hecho global.

En cuanto a Sharma, de Paytm, es el multimillonario más joven de la India. Sin embargo, hace apenas diez años era un vagabundo, quebrado por sus socios comerciales y que dormía en los sofás de sus amigos para sobrevivir. ¿Cuál es la moraleja, según Skinner?

"La ampliación de las redes de servicios financieros hará posible las oportunidades y la inclusión para todos".

Basándose en años de experiencia y en numerosas entrevistas con altos ejecutivos de la banca y los servicios financieros, el ensayo de Chris Skinner, de obligada lectura, nos muestra las fuerzas ocultas del cambio que están creando nuevos modelos de finanzas.

(P.D.: Si se perdió el primer episodio de esta publicación en dos partes, lea la primera parte aquí. Para leer el ensayo de Skinner, descargue su copia gratuita de HYPERAUTOMATION .)