Marcos para la transformación digital: por qué los necesita y cómo ponerse en marcha

Marcelo Andrieu, Technical Product Marketing Manager
September 10, 2018

La transición hacia tecnologías digitales ha ocurrido a un ritmo vertiginoso. Cuando la empresas se ven inmersas en un mundo en el que o implantan nuevas soluciones para las cuales pueden no estar preparadas o se exponen a quedarse atrás, muchas de ellas acaban por enfocar la transformación digital de una forma improvisada.

A primera vista, la estrategia puede tener sentido. Las tecnologías tienen ciclos de maduración muy diversos y, tradicionalmente, los ciclos tecnológicos de las empresas tienden a fluctuar, y el mercado a estabilizarse poco después de la disrupción causada por una solución nueva en el espacio. Esto no va a ocurrir aquí. Las nuevas capacidades tecnológicas surgen sin descanso y se dan a conocer con rapidez. Es más, muchas de estas soluciones incorporan valor compartido, en especial mediante la creación y uso de tipos de datos más variados, lo cual los hace complementarios de forma natural. Para simplificar, las empresas no pueden enfocar la digitalización de forma fragmentada. Si lo hacen, se arriesgan a realizar operaciones divididas y descoordinadas que en realidad acaban por ahogar la innovación.

Motivos Por los Que Necesita Planificar

Los marcos de transformación digital son cada vez más necesarios a medida que los negocios tratan de mantener el acelerado ritmo del cambio. Un artículo del MIT Sloan Management Review resumió la situación así:

  • La digitalización está ocurriendo a una velocidad demasiado rápida como para que la mayoría de sectores pueda adaptarse, dejando a los ejecutivos dando vueltas para encontrar la mejor forma de adoptar nuevas tecnologías.
  • La tecnología está impulsando el cambio, pero las exigencias de los consumidores ejercen una presión similar y obligan a las empresas a adaptarse rápido.
  • Muchas empresas siguen sin tener una estrategia formal para la transformación digital.
  • Las empresas que se olvidan de ser más estratégicas y resueltas en sus esfuerzos digitales, se arriesgan a perder el potencial que ofrecen las soluciones emergentes.

Estas conclusiones generales se basan en cierta medida en los resultados de un estudio de IDC. La empresa de investigación descubrió que el 59 por ciento de las empresas están en estos momentos atrapadas en las etapas intermedias de la transformación digital. Esto quiere decir que muchas empresas han empezado a implantar nuevas tecnologías capaces de cambiar el negocio, pero se han atascado al intentar realizar los cambios culturales y operativos subyacentes que necesitan para una verdadera transformación. Es más, la mayoría de empresas no han superado el obstáculo de conseguir que las nuevas tecnologías funcionen bien juntas y de forma clara e integrada.

Meredith Whalen, vicepresidenta senior de programas tecnológicos ejecutivos, software, servicios e investigación del sector en IDC, explicaba que las empresas necesitan tener una visión más amplia de sus iniciativas de transformación digital.

«Pasar a una fase más avanzada de la digitalización no es fácil, y va a llevar tiempo».

«Cuando las empresas ven sus programas digitales individuales, pueden notar que progresan. Pero necesitan tomar distancia y ver si la empresa está logrando la transformación digital en su conjunto», afirma Whalen. «Si la respuesta es "no", tendrán que centrarse en las dificultades que impiden este desarrollo».

«Pasar a una fase más avanzada de la digitalización no es fácil, y va a llevar tiempo». Según el estudio de IDC, la mayor parte de empresas, el 75 por ciento, se habrán transformado digitalmente para 2027. Aunque parezca mucho tiempo para una transformación completa, hay una urgencia real, ya que el 80 por ciento del crecimiento de ingresos en grandes empresas procederá de soluciones digitales para 2022.

¿Qué se lo impide? El estudio descubrió varios factores significativos, como objetivos que han dejado de ser representativos para los modelos de negocios digitales, estrategias organizativas y de innovación que están aisladas en sus unidades empresariales, limitaciones de conocimientos y una falta de planes efectivos para gestionar problemas esenciales para empresas que intentan avanzar en la digitalización. Crear un marco de transformación digital es esencial.

Lo Que Debería Lograr un Marco

El objetivo de un marco de transformación digital es crear una sensación de orden entre el caos de las operaciones tecnológicas modernas. Piense en esto, las empresas tienen que enfrentarse a:

  • Aplicaciones heredadas y servicios que se ejecutan en servidores dedicados y necesitan una conexión de red local.
  • Aplicaciones en la nube que los departamentos de informática ni siquiera conocen.
  • Una gran cantidad de terminales diversos, desde smartphones hasta portátiles viejos.
  • Flujos de trabajo de datos que cruzan fronteras organizativas, geográficas y legislativas de forma habitual.

Es abrumador mantener estas capacidades tecnológicas tan dispares y a gran escala en funcionamiento, y muchas empresas tratan de innovar de forma reactiva. Si un sistema antiguo está alcanzando el final de su vida útil, se actualiza. Si un usuario con muchos conocimientos de la institución abandona la empresa, se desarrollan herramientas digitales de intercambio de datos para hacer llegar la información a toda la empresa. Este tipo de enfoque tiene como resultado una mezcla de soluciones implantadas que no encajan bien entre sí.

«Un marco efectivo proporciona una base sistemática para que su negocio adopte el cambio cultural y tecnológico».

Un marco de transformación digital es un plan formalizado de cómo y cuándo una empresa desea realizar mejoras estratégicas en sistemas y procesos esenciales. Al crear un plan estructurado, las empresas pueden tomar el control de su destino tecnológico en lugar de reaccionar a los cambios que ocurren a su alrededor. Por ejemplo, las conclusiones de IDC sobre las barreras actuales para avanzar en la transformación digital señalan no solo a una falta de estrategia, sino también a KPI que no concuerdan con los nuevos objetivos. Si implanta un nuevo sistema para su centro de contacto con la esperanza de fortalecer sus vínculos con clientes y generar fidelidad de marca pero no actualiza sus KPI, pone a sus empleados en una situación en la que la nueva tecnología solo puede obtener los mismos resultados.

Un marco efectivo proporciona una base sistemática para que su negocio adopte el cambio cultural y tecnológico de una forma lógica y coherente.

Poner a Funcionar un Marco

Existen muchos marcos de transformación digital para empresas que buscan ejemplos. Sin embargo, en última instancia, tendrá que asegurarse de adaptar la estrategia a sus fines específicos. Una vez haya hecho su elección, solo tendrá que seguir las políticas y estrategias que sostengan sus objetivos a corto y largo plazo, y asegurar que se cumplan en toda la empresa. Aquí es donde pueden resultar especialmente ventajosas las plataformas de transformación digital como Appian.

Appian está diseñada para ser un núcleo central para procesos, datos y aplicaciones donde las empresas puedan integrar sus diversas soluciones existentes y enviar información a usuarios de toda la empresa. Si su gerente de almacén necesita comprobar un pedido, los datos estarán en Appian, no aislados en un sistema de gestión de clientes al que no pueda acceder el gerente de almacén. En la plataforma, podrá crear políticas, roles para usuarios y flujos de trabajo que fomenten de forma automática las buenas prácticas en toda la empresa. Además, con Appian como núcleo de sus diversos planes tecnológicos, podrá utilizar la plataforma para controlar y comunicar sus planes digitales.