Mapeo de procesos frente a modelado de procesos

En los negocios, los mapas de procesos definen qué hace exactamente una empresa, quién es el responsable y con qué estándares puede evaluarse el éxito de una operación comercial. No deben confundirse con el diseño de procesos de negocio, que se centra más en la optimización de las operaciones.

En los mapas de procesos, la empresa se concibe como una sola entidad con partes interconectadas. Cada una de las partes interconectadas añade valor, directa o indirectamente, al producto o servicio finales.

Aunque ambas actividades crean una representación gráfica que, en última instancia, sirve para mejorar los procesos de negocio, el modelado incorpora reglas de negocio y económicas, mientras que los mapas se orientan más a clarificar roles y procesos. Los mapas pueden ser útiles para cumplir con la ley SOX de 2002 (reforma de la contabilidad de empresas públicas y protección del inversor). La ley federal requiere un cierto conocimiento y visibilidad en materia de cumplimiento normativo.

El modelado de procesos a menudo permite a los usuarios profundizar en las relaciones entre las diversas tareas y resultados.  El BPMN es un estándar del sector que se utiliza para representar gráficamente los pasos y las acciones de un modelo de proceso.  Es esencial que los interesados puedan ver el flujo del proceso y determinar las ineficiencias y los embudos que se crean al ejecutarlo.

El conjunto de herramientas de BPM de Appian tiene tanto funciones de modelado como de mapeo. El software es fácil de usar y está diseñado de forma intuitiva para las mentes empresariales.

Más información sobre BPM

¿Qué es la gestión de procesos de negocio (BPM)? ¿Cómo puedo saber si se adapta a mis necesidades? ¿Por dónde empiezo? ¡Consiga las respuestas a estas preguntas y muchas más con la Guía BPM!