Ventajas del BPM

La gestión de los procesos de negocio puede proporcionar una multitud de ventajas a las empresas

A corto plazo, el BPM ayuda a las empresas a reducir costes y aumentar la eficiencia. Esto puede significar más ingresos y crecimiento para las empresas, así como mayor velocidad, organización y eficiencia para las agencias gubernamentales. A largo plazo, el BPM ayuda a crear ventajas competitivas mejorando la agilidad empresarial. Una plataforma tecnológica de BPM puede hacer que cualquier empresa pública o privada sea más eficiente, más ágil y más exitosa, sea cual sea su misión.

Disminución de los costes

A primera vista, el BPM parece ofrecer el mismo beneficio principal que la tecnología de aplicaciones empresariales tradicional, como los ERP: mayor productividad de la fuerza de trabajo (como resultado de optimizar las operaciones de negocio y automatizar las tareas repetitivas). Sin embargo, las plataformas de BPM van mucho más allá de crear eficiencia. Las funcionalidades para compartir conocimiento y la colaboración integrada ayudan a mejorar la toma de decisiones. Los informes de resultados de proceso (e incluso la mejora de procesos continua) ayudan a optimizar los flujos de trabajo. Las notificaciones y los activadores ayudan a reducir los errores y los recursos desperdiciados, y un motor de reglas inteligente hace cumplir las mejores prácticas. Por tanto, las plataformas de BPM no solo ayudan a las organizaciones a incrementar la productividad de la fuerza de trabajo, sino que también mejoran la calidad de los productos y reducen el riesgo corporativo. ¿El resultado? En solo unos meses tras la implementación, estas mejoras suponen un ahorro de costes sustancial para las empresas.

Aumento de los ingresos

Además de reducir los costes, las plataformas de BPM también ayudan a las empresas a aumentar sus ingresos globales al incrementar la producción de productos, acelerar el tiempo de ciclo y mejorar el servicio al cliente. El procesamiento directo ayuda a acelerar los tiempos de entrega. Los paneles de control ayudan a priorizar las actividades de negocio en función de su influencia en las ventas. Los informes de resultados de los procesos ayudan a identificar cuellos de botella y reducir las transferencias. El conocimiento empresarial centralizado ayuda a acelerar la toma de decisiones. Y los procesos de opinión de los clientes de circuito cerrado ayudan a hacer un seguimiento de los resultados. A lo largo del tiempo, estas mejoras dan lugar a un tiempo de lanzamiento más rápido y una mejora de la imagen de la empresa, que en última instancia incrementa las ventas y los ingresos.

Agilidad mejorada

Aunque la reducción de costes y el aumento de ingresos son los dos beneficios más inmediatos y tangibles de la gestión de procesos de negocio, el valor real del BPM es intangible. A la larga, las aplicaciones de procesos compuestos creadas con plataformas de BPM ayudan a las empresas a ser más ágiles. Las reglas inteligentes aseguran que los procesos se adaptan automáticamente a los cambios en el entorno empresarial. Las herramientas colaborativas tienden puentes entre departamentos a la vez que mejoran y aceleran la toma de decisiones. Y las modificaciones de procesos sobre la marcha aceleran la respuesta al cambio redirigiendo los procesos en tiempo real. Con estas funcionalidades, la empresa está mejor equipada para cambiar de marcha y responder al entorno de negocio cambiante, con más rapidez que sus competidores.