La cara cambiante de la automatización, parte 1

Roland Alston, Thought Leadership Program Leader
January 21, 2021

La generalización del desarrollo low-code ha cambiado el panorama de la automatización empresarial. Y el ritmo vertiginoso de esta tendencia de rápida evolución —que combina y amplía la inteligencia artificial y el low-code— es el pilar del movimiento de la hiperautomatización.

Así lo afirma Neil Ward-Dutton en su capítulo del libro recientemente publicado HYPERAUTOMATION, una recopilación de ensayos de expertos sobre el desarrollo low-code y el futuro de la automatización empresarial. Ward-Dutton es Vicepresidente de Prácticas Europeas de Inteligencia Artificial y Automatización de Procesos en IDC y se cuenta entre los analistas de la industria tecnológica más experimentados y de más alto perfil de Europa.

El comentario de Ward-Dutton es como un libro de jugadas para hacer automatización en serio. Pero tal vez lo más importante que se puede extraer de sus conocimientos es lo siguiente: La clave para adelantarse a la disrupción es tener un plan de batalla para escalar su éxito en la automatización. En la ferozmente competitiva economía digital, este es un reto existencial para muchas empresas.

Esto se debe a que de todas las tecnologías que impulsan la disrupción, la automatización inteligente (AI) podría ser la más disruptiva de todas. Ya ha sacudido todos los rincones de la economía con la capacidad de detectar y producir cantidades masivas de información y automatizar procesos y flujos de trabajo incluso en la mayor empresa, aprendiendo y adaptándose sobre la marcha.

"Básicamente, la automatización inteligente tiene que ver con dos cosas", dice Neil Ward-Dutton, "tiene que ver con el coste y el alcance. Y ambos están muy relacionados", explica Ward Dutton. "La automatización no es nueva, prosigue Ward-Dutton. "Lleva siendo una característica de los negocios desde hace unos 200 años. Llevamos automatizando flujos de trabajo y procesos desde la introducción de la fabricación en la revolución industrial".

Ampliación de la automatización: Una estrategia de alto rendimiento

Sin embargo la economía ha cambiado, dice Ward-Dutton. Las tecnologías de automatización están ahora más disponibles para mejorar la eficiencia, la calidad, el cumplimiento de la normativa y todo tipo de trabajo administrativo en todas las organizaciones. Los estudios confirman que adoptar la AI es una estrategia de alto rendimiento. Por ejemplo, el 73 % de las organizaciones encuestadas por Deloitte informó de la implementación de planes de automatización inteligente, una tasa que ha aumentado más del 58 % desde 2019.

Y la tendencia se está acelerando. Solo en el último año, el número de empresas que despliegan la automatización inteligente a escala casi se ha duplicado. Y el 38 % de estas empresas han adoptado una estrategia de AI en toda la empresa. La tendencia está clara: En la era de la hiperautomatización , el ritmo vertiginoso del cambio será desestabilizador para las empresas que no se adapten rápidamente. Pero se necesita un plan de batalla para el éxito, con una saludable combinación de flexibilidad y control.

"En otras palabras: ¿cuál es el mejor equilibrio entre permitir la libertad y la flexibilidad por un lado, y mantener el control y la gobernanza por otro?"

Plan de batalla para el éxito

5 claves para la automatización a escala - infográfica

Esto nos lleva a las cinco claves para escalar la automatización y descifrar el código del caos, basadas en el capítulo de Ward-Dutton en HYPERAUTOMATION, una recopilación de ensayos publicada recientemente sobre el desarrollo low-code y el futuro de la automatización empresarial. En el contexto de la hiperautomatización, el low-code nos permite escalar la automatización más rápido que nunca. Pero escalar la automatización con rapidez también puede conducir al caos sin un cierto nivel de control sobre el trabajo de desarrollo.

Una forma de hacerlo, dice Ward-Dutton, es a través de algo llamado Centro de Excelencia (CoE), una estrategia que permite salvar la brecha entre el negocio y la TI. No existe una varita mágica única para este enfoque. Pero Ward-Dutton nos da los 5 componentes clave de un modelo de CoE exitoso:

  1. Proporcionar orientación y/o formación sobre buenas prácticas a los proyectos individuales de manera que ayuden a los equipos a utilizar las tecnologías en la combinación adecuada y de forma que sirvan a los objetivos y estrategias más amplios de la empresa.
  2. Proporcionar servicios de implementación y administración a los equipos de proyecto cuando los equipos necesitan recursos especializados que no necesariamente tiene sentido gestionar a tiempo completo (es decir, temas especializados como la gestión de identidades, la integración de aplicaciones, el diseño de la interfaz de usuario, etc.).
  3. Gestionar las licencias de la plataforma centralizada y las actualizaciones para los equipos de proyectos, con el fin de garantizar que su empresa obtenga la mejor oferta para su gasto en licencias con los proveedores.
  4. Recoger la Propiedad Intelectual (PI) de los proyectos exitosos. Identificar los activos que puedan añadir valor a varios proyectos y concentrarse en hacerlos reutilizables.
  5. Revisar y aprobar las solicitudes antes de la puesta en marcha para garantizar que se han seguido las normas y buenas prácticas pertinentes.

Permanezca atento a este espacio

Ward-Dutton no se limita a explicarnos la historia de la automatización . Nos muestra cómo aprovecharla. En la próxima entrega de este blog de dos partes, echará un vistazo a la evolución de la automatización y nos mostrará cómo posicionar mejor nuestras empresas para prosperar en la nueva década de la hiperautomatización. Esté atento a este espacio para obtener más información al respecto.