5G Meets Low-code​​: La espina dorsal de la innovación para el mundo post-COVID, parte 2

Roland Alston, Product Marketing Manager
June 9, 2021

El tren del 5G está generando mucha expectación sobre una revolución tecnológica que promete inyectar la asombrosa cifra de 12 billones de dólares en la economía mundial de aquí a 2035 y crear más de 20 millones de nuevos puestos de trabajo solo en Estados Unidos.

Pero detrás de los rumores, la automatización low-code está haciendo que el bombo del 5G sea legítimo, ya que los operadores de redes recurren a plataformas low-code para desplegar la nueva conectividad 5G, que es exponencialmente más rápida y potente que la cuarta generación de tecnología móvil. 

"Hace poco más de un año, adquirimos (la operadora rival) Sprint", nos cuenta Wayne Floyd, director de Producto y Tecnología en T-Mobile, la segunda mayor operadora inalámbrica de Estados Unidos. "Sprint ya tenía una estrategia para desplegar el 5G en varias ciudades. Pero se produjo la fusión. Luego ocurrió la pandemia y tuvimos que adaptarnos. Así que hemos utilizado el 5G como mecanismo para trasladar toda nuestra base de clientes de la red heredada de Sprint a la nueva red de T-Mobile. Tuvimos que trasladar las antenas de radio de algunas torres (de telefonía). En algunos casos, tuvimos que derribar torres o mover una antena dentro de una torre", explica Floyd.

"Orquestar todos estos cambios es un proceso muy complejo. Y hacer todo eso durante una pandemia fue colosal. Sin embargo, aceleró el despliegue de nuestra red 5G".

Según Floyd, T-Mobile ha adoptado una estrategia de red por capas que incluye dos elementos: un espectro de banda de baja frecuencia que es fácil de distribuir y al que pueden llegar todos los consumidores estadounidenses con teléfonos móviles, y una red de banda media que permite a T-Mobile aprovechar más plenamente la potencia del 5G.

Low-code: Construyendo el futuro del 5G

Lo que nos lleva de nuevo a la conexión low-code. "En el backend de toda esa estrategia 5G", explica Floyd, "T-Mobile tenía numerosos procesos y miles de servicios funcionando en su red. Toda esta orquestación de backend", detalla, "fue gestionada por Appian y sigue funcionando sin problemas hoy en día".

"Cuando decidimos por primera vez que queríamos una suite de gestión de procesos empresariales, consultamos a Gartner y Forrester para encontrar la mejor de su clase, por lo que seleccionamos Appian. Al principio, entregábamos pequeñas aplicaciones. Pero al mismo tiempo, tuvimos que abandonar por completo nuestros mainframes heredados", explica Floyd.

"Tuvimos que retirar más de 20 aplicaciones y reconstruirlas. En los sistemas antiguos, había muchas interacciones hombre-máquina, pero pocas transferencias limpias. Así que pudimos utilizar Appian para reestructurar esos procesos empresariales. Abandonar esos procesos en menos de un año, recuperar todos nuestros ahorros y demostrar el valor de la plataforma Appian", prosigue Floyd.

"Hemos conseguido que más sistemas se comuniquen entre sí, lo que permite a los humanos ver el valor de la información que tienen delante y no tener que cambiar de un sistema a otro o preocuparse de los sistemas backend porque tenemos un frontend que lo orquesta todo por ellos".

El comentario de Floyd sobre la orquestación de sistemas fue corroborado por Michael D'Itri, analista principal de sistemas de TELUS, una empresa de comunicaciones canadiense con 16.000 millones de dólares de ingresos anuales y más de 15 millones de clientes. Según D'Itri, muchas empresas tienen que lidiar con herramientas diferentes y desconectadas, conjuntos de datos aislados y un gran volumen de trabajo a realizar, agravado por la urgencia de reunirlo todo y hacerlo muy rápidamente.

Además, explica que TELUS se estaba preparando para el gran volumen de trabajo que supondría la transición a la 5G. La empresa exploró varias opciones de software antes de elegir Appian. El atractivo de Appian, detalla D'Itri, era que se trataba de la única opción que ofrecía una plataforma como servicio y no una aplicación específica para una necesidad concreta.

Según D'Itri, "La mayor ventaja de Appian es que puedes crear lo que necesites cuando lo necesites. Appian nos ha permitido ser emprendedores y cambiar rápidamente cuando ha sido necesario. Así que, después de decidirnos por Appian, acudimos a nuestros ejecutivos para que lo ratificaran. Formamos a nuestro equipo en Appian y utilizamos Appian Customer Success para crear nuestra primera aplicación, lo que fue clave porque queríamos aprender de Appian cómo utilizarlo. También queríamos aprender a estructurar nuestro proyecto para que tuviera éxito".

Puerta de entrada a la hiperautomatización  

Según Floyd, lo que más le entusiasma de cara al futuro es que T-Mobile aproveche la inteligencia artificial y la capacidad de aprendizaje automático de la plataforma de automatización low-code de Appian. En cuanto a D'Itri, de TELUS, nos cuenta que su objetivo a corto plazo era desarrollar tomando como base sus aplicaciones fundacionales de Appian. Sin embargo, también está deseando avanzar en la automatización mediante la integración y conexión de aplicaciones a través de API (interfaces de programación de aplicaciones) o RPA (automatización robótica de procesos).

"Así pues, la conectividad es nuestra próxima prioridad a corto plazo", detalla D'Itri. "Queremos seguir mejorando la velocidad y la fiabilidad de nuestras aplicaciones. Sin embargo, a medio plazo, tenemos previsto utilizar algún tipo de procesamiento inteligente de documentos para autocategorizarlos y extraer información de los mismos para cargarla en nuestros sistemas".

"En el futuro", explica D'Itri, "estamos pensando en la realidad aumentada (AR). Hablamos de la 5G y del hecho de que tenemos que construir muchos más emplazamientos celulares. Pero los emplazamientos tradicionales son cada vez más complicados. Por eso, para nuestros técnicos sobre el terreno, la RA podría ser una gran ventaja".

Para concluir el debate, el moderador pidió a D'Itri y a Floyd consejos para sacar el máximo partido a la conexión 5G de low-code. Floyd sugirió crear un centro de excelencia (COE) para compartir la plataforma, lo que puede hacer y lo que no debe hacer para los usuarios finales. También sugirió utilizar un centro de excelencia para que los usuarios empresariales se involucren en la plataforma.

"Por ejemplo, aunque no vaya a crear aplicaciones en Appian", explica D'Itri, "debería asistir a la formación para aprender cómo está construido Appian y cómo funciona. Eso le ayudará a determinar los requisitos de su aplicación. Por último, debe saber de antemano lo que quiere crear y asegurarse de que sus procesos sean sólidos antes de empezar a crear nada. Si se empieza con una base sólida, se puede crear una aplicación en Appian en pocas semanas o más rápido".

Según Floyd, las capacidades móviles de Appian le han dejado gratamente impresionado. "Tener la capacidad de crear una aplicación en una única plataforma (de low code) que se renderiza automáticamente en una tableta o cualquier otro dispositivo", explica, "es una gran ventaja de la plataforma Appian". Gracias a ello, no tuvo que dedicar mucho tiempo al desarrollo móvil porque las aplicaciones de Appian funcionan automáticamente en los dispositivos móviles.

"Puedes crear una interfaz y hacer que tus empleados sepan que pueden descargar la aplicación", dice Floyd. Entonces, ¡bum! En cuanto esté en producción, podrán verla en su escritorio, teléfono o tableta".

Los operadores de redes se juegan mucho con el 5G

"Si pensamos en los viejos tiempos en los que comprábamos un libro en Amazon y lo recibíamos cuatro días después", explica el evangelista 5G de Ericsson, Peter Linder. "Comparémoslo con la realidad del comercio digital actual. Es posible pedir cualquier cosa y recibirla en dos horas, siempre que esté en el almacén. Estamos muy cerca de ese mismo tipo de transición de la red con el 5G. De hecho, con la conectividad inalámbrica 5G, las aplicaciones se acercan mucho más a los abonados".

El desarrollo del 5G continúa su tendencia ascendente con el impulso de la automatización low-code. Y cada vez son más los pasajeros que se suben al tren del 5G. De hecho, se espera que solo el mercado empresarial supere la marca de 31.000 millones de dólares de aquí a 2027, según Polaris Market Research. Así que es cierto, las empresas se juegan mucho. ¿Pero estará la 5G a la altura de las expectativas? Quizás Linder, de Ericsson, lo haya expresado de la mejor forma:

"Una de las mayores percepciones erróneas sobre el 5G es que es como el 4G pero un poco más rápido", explica Peter Linder, de Ericsson. "Pero eso es como decir que un coche es un poco más rápido que un caballo".

Lo cual es una cita perfecta para terminar.

PD: Para saber más sobre los recorridos de T-Mobile y Telus hacia el 5G, y para obtener más información sobre cómo Appian está ayudando a innovar en el sector de las telecomunicaciones, visite nuestro centro de recursos.