Usar la automatización de código bajo para recuperarse tras el confinamiento de la COVID

Roland Alston, Product Marketing Manager
July 8, 2020

Con los números de coronavirus en aumento, al menos 16 estados de los Estados Unidos han frenado los planes de reapertura con la esperanza de detener la próxima ola de infecciones. Además, los expertos creen que el número de casos en los EE. UU. podría llegar a 20 millones debido a las pruebas limitadas y a los casos leves que no se han detectado. Todo esto hace que el podcast sobre el regreso al trabajo vinculado a este blog sea mucho más relevante.

Por lo tanto, si quiere prepararse para el regreso al trabajo tras el cierre causado por la COVID-19, no puede dejar de escuchar los comentarios pragmáticos en este podcast, que le ofrece una serie de estrategias para sacarle partido a la automatización low-code para acelerar la vuelta de su personal en medio de la pandemia de coronavirus. Este resumen está basado en un episodio reciente de la serie de podcasts "What now, What next" de KPMG US. La conversación cuenta con la participación del fundador y director general de Appian, Matt Calkins, y Marcus Murph, director de Prácticas de Habilitación Digital de KPMG US.

Escuche esta charla sobre la COVID-19 y el momento de la automatización low-code en la que Calkins y Murph hablan sobre cómo aprovechar las capacidades del low-code para:

  • Proteger la privacidad y la seguridad de los empleados en un ambiente volátil.
  • Superar los desafíos operacionales de las aplicaciones legacy.
  • Resolver los tres obstáculos más comunes para el regreso del personal de trabajo.
  • Hacer un mejor trabajo de gestión de la vuelta al trabajo en medio de las complejidades de la pandemia.
  • Prepararse para el próximo brote, que podría ser mucho peor.

Una solución que trasciende a la COVID-19

Calkins y Murph analizan la complejidad y desglosan la forma en que la pandemia ha expuesto los problemas de importantes sistemas en los que muchas grandes organizaciones han confiado durante décadas. Descubra por qué el confinamiento del coronavirus es un desafío existencial que requiere una solución digital flexible que trascienda a la COVID-19.

"Hemos estado hablando de la falta de agilidad en los negocios durante mucho tiempo", dijo Calkins. "Hemos estado hablando de transformación y velocidad, pero solo ahora en el 2020 hemos visto lo esencial que es para un negocio estar a la altura de esa charla".

Los negocios ahora dependen más que nunca de las relaciones con los clientes. Pero también es cierto que ser capaz de hacer que los empleados vuelvan al trabajo con seguridad es un factor de éxito crítico.

El problema es que es difícil para una gran organización traer de vuelta a los trabajadores de forma segura y hacerlo rápidamente.

"Hace un año", explicó Calkins, "si le hubieras dicho a una empresa que podría tener que crear una aplicación de la que dependería su negocio, puede que no lo hubieran creído porque en aquel entonces la transformación digital era sobre todo palabrería. Pero en la era de la COVID, la supervivencia de un negocio puede depender no solo de la próxima aplicación que se cree, sino que puede que solo tenga tres o cuatro semanas para crearla".

"Y esa es una perspectiva aterradora para muchas empresas en este momento", dijo Calkins. "Muchas organizaciones no están listas para apostar el negocio en una aplicación que tienen menos de un mes para entregar. Pero aquí es donde el low-code entra en juego".

Un punto de inflexión para el low-code

La pandemia ha revelado que muchas grandes empresas no son realmente tan ágiles y flexibles como deberían ser, explicó Murph de KPMG US. Con lo que las empresas están lidiando en el corto plazo, dijo Murph, es una situación de gestión de crisis. La cuestión es ¿cómo hacemos que la gente vuelva a trabajar en este entorno tan cambiante e incierto?

"Las cosas están cambiando todos los días y no hay un libro de reglas", recalcó Murph.

"Los clientes necesitan una solución digital muy flexible para ayudarles a manejar esto. Y, si lo piensas, la respuesta no es homogénea. Va a ser única para cada empresa, lo que aumenta aún más la complejidad".

"A largo plazo", dijo Murph. "Lo que estamos empezando a ver en KPMG es que esta crisis va a ser un punto de inflexión para la tecnología low-code. Los clientes y las grandes empresas se enfrentarán a la necesidad de mayor flexibilidad y agilidad. Están empezando a ver que hay algo que falta en la arquitectura de su transformación digital. Por lo tanto, hay algo bueno que saldrá de esta pandemia para muchos de nuestros clientes", dijo Murph, "porque va a impulsar la adopción del low-code en todo el mercado".

Deshagámonos de las hojas de cálculo y pasémonos a la automatización

Lo que nos lleva de vuelta a la automatización low-code. Cuando se trata de recuperarse del confinamiento durante la pandemia, cada negocio tiene que tener en cuenta sus factores únicos, sus recursos, sus instalaciones y llegar a una estrategia que tenga sentido para ellos. Cada organización va a tener una solución diferente. Y cuando decidan automatizar o crear una aplicación que les permita volver al trabajo, el desafío será encontrar una aplicación que también les permita hacerlo de una manera única que se ajuste a sus necesidades específicas.

Pero olvidémonos de ejecutar su esfuerzo de regreso al trabajo desde una hoja de cálculo, dijo Calkins. Advierte que las hojas de cálculo son demasiado lentas para reaccionar a la volatilidad de una pandemia. La seguridad depende de ser capaz de reaccionar rápidamente a los patrones en los datos de la COVID. Por ejemplo, dijo Calkins, "si tienes una persona que está informando que está enferma, quieres reaccionar rápidamente para asegurarte de que las personas contactadas por esta persona no vengan a trabajar al día siguiente.

No se puede ser lo suficientemente rápido en una hoja de cálculo", recalcó Calkins.

"...Una hoja de cálculo no es un lugar apropiado para almacenar los datos de salud y personales que tendrás que recoger todo lo que hay que considerar a la hora de tomar decisiones sobre quién debe venir a trabajar".

"Este es un momento en el hay que crear rápidamente una aplicación", dijo Calkins, "y tiene que ser importante porque muchas empresas están apostando su negocio en ella. Este es un momento perfecto para el low-code".

P.D. No se pierda la repetición de este podcast tan de actualidad aquí: COVID-19 y el momento de la automatización low-code.