Transformación digital impulsada por las personas

Roland Alston, Product Marketing Manager
December 9, 2020

La transformación digital es una cosa. Conseguir que la gente se involucre es otra.

En este momento, hay una desconexión entre la cultura de transformación digital que las empresas dicen que aspiran a crear y el comportamiento organizativo que tienen en realidad, dice Lisa Heneghan, directora digital y miembro del Comité Ejecutivo de KPMG, Reino Unido.

Pero aquí está la buena noticia: Las empresas que inviertan en salvar la brecha entre las personas serán las que más se beneficien de la innovación, según Heneghan.

En la era de la hiperautomatización, tenemos una mezcla de plataformas en la nube y low-code que nos permite hacer que el cambio se produzca de forma rápida y consistente, dice Heneghan. Esto nos permite impulsar un cambio empresarial significativo de forma mucho más continua. El papel del director digital, explica Heneghan, es desafiar al negocio y ayudar a la empresa a transformarse. En cuanto al director de información, Heneghan sostiene que debe ser un facilitador de la transformación digital y no solo un propietario de la misma.

"No se trata de tener un programa de transformación de varios años que cueste cientos de millones de libras", prosigue Heneghan. "Se trata de adoptar un marco de innovación que rompa con las culturas aisladas y abrace la diversidad".

Las personas, clave de la transformación

Esta es una de las claves del comentario de Heneghan en un nuevo libro titulado HYPERAUTOMATION, una recopilación de ensayos de expertos sobre el low-code y el futuro de la automatización empresarial. En el comentario de Heneghan —"People Power: The X-Factor of Digital Transformation"— nos recuerda que las personas son una parte esencial de la fórmula para el éxito de la transformación empresarial.

"Cuando pensamos en el éxito de la transformación digital", dice Heneghan, "tendemos a centrarnos en las empresas que son realmente buenas en la integración de sistemas y nuevas tecnologías. Pero también está el factor X de la transformación de la cultura organizativa. La verdad es", dice Heneghan, "que puedes tener la mejor tecnología del mundo, pero a menos que tu empresa la adopte, nunca verás los beneficios..."

Como líder de la práctica digital y tecnológica de KPMG, en el Reino Unido, Heneghan ayuda a las grandes empresas a navegar por la compleja tecnología, los riesgos y los aspectos organizativos de la transformación empresarial. Heneghan, una experimentada ejecutiva con más de 25 años de experiencia —y la fuerza impulsora de la propia transformación digital de KPMG—, es también una ferviente defensora de la inclusión y la diversidad en las empresas.

Nota: Heneghan también patrocina "IT's her Future" de KPMG, un programa destinado a reducir la brecha de género en la tecnología.

Conozca la complexión mental de su empresa

Nos pasamos décadas hablando de la demografía de la diversidad. Así que es fácil confundir las dos cosas. Pero la diversidad tiene que ver más con la complexión mental —la mentalidad compartida— de su empresa. El ensayo de Heneghan HYPERAUTOMATION pone de manifiesto la importancia de incluir las expectativas de los empleados y los clientes en el proceso de transformación digital.

Sí, es fundamental motivar a las personas para que adopten nuevos sistemas y herramientas. Pero eso es algo difícil de hacer si no se entiende primero la cultura de la empresa, dice Heneghan.

"Cuando las grandes empresas lanzan iniciativas de transformación digital", añade Heneghan, "el reto de integrar la nueva tecnología con los sistemas existentes suele tener prioridad como el mayor desafío".

"Las expectativas de los clientes son las que impulsan de verdad la transformación empresarial. Pero no se trata solo de la tecnología. En realidad, se trata del cambio cultural necesario para modificar fundamentalmente el modo en que las personas de su empresa dan apoyo al cliente", dice Heneghan.

Hacer la automatización más humana

El impacto masivo de la COVID-19 ha elevado la importancia del desarrollo de aplicaciones mucho más allá de la automatización de procesos básicos y mejorados.

"De hecho, estamos entrando en una nueva década de automatización cognitiva", dice Heneghan. "Y el impacto de esta revolución que avanza a gran velocidad afectará a todos los sectores en diversos niveles, desde la planificación estratégica y el cumplimiento de normativas hasta los informes financieros y la gestión de la cadena de suministro".

Si se mira en diferentes sectores, dice Heneghan, se puede ver una gran actividad en la que las empresas están implementando programas de metodología Agile no solo para la implementación técnica, sino para cambiar fundamentalmente la forma en que se hace el trabajo. Esta transformación se está produciendo en todos los sectores: en la banca y los servicios financieros, la administración pública, la educación, los seguros, la ingeniería y otros.

Pero conseguir que la cultura de la transformación digital esté en sintonía con el comportamiento organizativo que su director general dice que aspira a crear es un factor de éxito fundamental. Todos los consejos de administración, todos los comités ejecutivos y los directores generales de todo el mundo, dice Heneghan, afirman que superar esta desconexión es absolutamente esencial para impulsar la innovación.

Desmontando el mito de la innovación del lobo solitario

Y, sin embargo, persiste el mito de que la innovación es un proceso solitario en el que personas inteligentes crean algo de forma aislada. Sin embargo, la mentalidad de la innovación es todo lo contrario, dice Heneghan. Se trata de impulsar la creatividad en toda la empresa, ponerla a prueba y, en su caso, llevarla rápidamente al mercado.

Eso es lo más emocionante de la década de 2020, dice Heneghan. De repente, los tecnólogos sienten que ya no están confinados a la trastienda. Ahora se les valora por sus conocimientos y habilidades. Por eso Heneghan es tan optimista sobre la próxima década.

"Como directora digital", dice Heneghan, "estoy enormemente entusiasmada con el futuro de la transformación digital en los próximos cinco a diez años. Llevamos una década en la que la gente intenta hacerse a la idea de lo que puede significar la transformación digital".

"Sin embargo la incertidumbre en torno a la tecnología de la nube está desapareciendo, dice Heneghan. "La incertidumbre en torno a la tecnología de la nube está desapareciendo absolutamente. Ahora se conocen mucho mejor otras tecnologías. Y, por tanto, hemos entrado en una década en la que podemos sacar el máximo partido a la transformación digital".

Pero la transformación digital es difícil. Algunas empresas lo consiguen. Muchas no lo consiguen.

Lo que hace que el ensayo de Heneghan sea mucho más urgente para cualquier ejecutivo que quiera competir y ganar en la era de la HIPERAUTOMATIZACIÓN.