Martin Luther King, la fe en el futuro y cinco predicciones para la próxima década

Roland Alston, Product Marketing Manager
January 24, 2020

Parafraseando a Martin Luther King: una organización no se puede medir por dónde se encuentra en los momentos de comodidad y conveniencia, sino por dónde está en los momentos de desafío y cambio.

Intuitivamente, la declaración de King también se aplica a la transformación empresarial durante lo que promete ser una turbulenta nueva década de tendencias tecnológicas, culturales y macroeconómicas. Los grandes líderes cambian la cultura y la cultura nos cambia a nosotros. Vale la pena señalar que David Solomon, director ejecutivo de Goldman Sachs, ha anunciado recientemente que su banco de inversión solo ayudará a las empresas a salir a bolsa si tienen al menos un miembro "diverso" en su junta directiva. No solo porque es lo correcto, sino porque ofrece la oportunidad de impulsar el mercado.

No olvidemos que, durante los últimos cuatro años, el rendimiento de la salida a bolsa de las empresas de EE. UU. que contaban al menos con una mujer en la junta directiva ha sido "significativamente mejor" que el de las que no contaban con ninguna, según Solomon.

A veces se necesitan visionarios como King y Solomon para impulsar una nueva tendencia que cambie las cosas y nos haga avanzar. Predecir qué tendencias darán forma al futuro y cuáles nos afectarán más es prácticamente imposible. Sin embargo, vamos a intentarlo igualmente basándonos en los pronósticos que hicieron notables visionarios en nuestras entradas de blog de Digital Masters de 2019.

1. El auge de las máquinas predictivas

Cuando el experto en inteligencia artificial y autor de superventas Avi Goldfarb habla sobre la sorprendente evolución de la inteligencia artificial, se refiere a cómo la tecnología ha revolucionado el proceso de toma de decisiones y a lo mucho que han mejorado las máquinas, en la última década, a la hora de hacer predicciones, reducir la incertidumbre y aportar información.

"Queríamos entender lo que suponía esta nueva y emocionante tecnología (IA)", dice Goldfarb, "por lo que le proporcionamos un marco económico".

"Y cuando nos dimos cuenta de que todo se centraba en la predicción, pudimos reevaluar la importancia de esta tecnología para hacer predicciones mejores, más rápidas y más baratas. Y una vez que entiendes eso, comienzas a ver todas las consecuencias".

- Avi Goldfarb

En el mundo de los negocios, siempre hay mucha incertidumbre, afirma Goldfarb. Se toman muchas decisiones que son básicamente compromisos, porque nunca se puede saber a ciencia cierta lo que va a pasar. También argumenta que las empresas hacen todo lo posible para lidiar con esta incertidumbre. Por ejemplo, optan por no correr riesgos y van a lo seguro.

"Pero si son capaces de hacer buenas predicciones sobre lo que sucederá en el futuro", dice Goldfarb, "entonces pueden tomar decisiones mucho mejores". Algunos ven esto como una oportunidad para ahorrar costes. No estoy diciendo que la idea de ahorrar en costes de personal sea incorrecta. Con la difusión de la tecnología inteligente, pronto se usarán máquinas en lugar de personas para llevar a cabo muchas tareas. No obstante, esto también favorecerá la creación de un conjunto completamente nuevo de oportunidades laborales para mejorar los procesos organizativos y el servicio al cliente".

"El futuro del trabajo sigue causando mucha preocupación", señala Goldfarb. "Pero los empleos no son un problema tan grave como la igualdad y la desigualdad económica. Hoy en día tenemos más tiempo libre. Trabajamos 40 horas a la semana. La escolarización dura más tiempo y no empezamos a trabajar hasta mucho más tarde. Podemos jubilarnos. Tenemos vacaciones. Y nos cuesta pensar que algo de eso sea malo. Así que la pregunta no es: ¿tendremos trabajo? La pregunta es: ¿ese trabajo será bueno? Y ¿los beneficios de la IA se distribuirán de una manera que la gente considere justa y equitativa? Y esa es una pregunta mucho más difícil".

2. La integración tecnológica da forma a la automatización

Es difícil predecir con certeza cómo será el entorno digital dentro de 10 años. ¿Se automatizará la mayor parte del trabajo? Y si eso sucede, ¿qué pasará con la disrupción en la fuerza laboral? Todo esto es tan solo la punta del iceberg en cuanto a los factores que darán forma a la agenda de la automatización a largo plazo.

"No creo que surjan muchas tecnologías nuevas", dice Neil Ward-Dutton (@neilwd), vicepresidente de prácticas de investigación de inteligencia artificial y automatización de procesos inteligentes en Europa de IDC. "Pero veo un gran potencial en el desarrollo avanzado de las tecnologías existentes. Por lo tanto, veremos grandes avances en el campo de la interoperabilidad y la convergencia tecnológica para impulsar la automatización inteligente". Y esto incluye las soluciones de RPA y Case Management, según Ward-Dutton, que también es uno de los analistas y de los asesores de tecnología estratégica de la industria más experimentados y respetados de Europa.

Además, Ward-Dutton dice: "Creo que veremos más situaciones en las que estas tecnologías trabajarán juntas. También considero que vamos a ver un mayor enfoque en la combinación de tecnologías y en las herramientas de administración, así como en las herramientas de análisis y de generación de informes. El gran desafío es obtener una visión integral que nos muestre cómo trabajan conjuntamente y de forma integrada todos estos procesos de automatización. Veremos mucho más enfoque en este desafío de integración tecnológica durante los próximos años".

3. La experimentación basada en datos da resultados

El profesor de Harvard Stefan Thomke es el autor de Experimentation Works: The Surprising Power of Business Experiments (La experimentación funciona: el sorprendente poder de los experimentos empresariales). Thomke piensa que la experimentación impulsará la innovación tanto ahora como en el futuro, y que las empresas que no experimentan están en una posición de desventaja competitiva. Según él, el futuro pertenece a las empresas que se basan mucho más en experimentos virtuales impulsados por datos que en la experiencia y el instinto. Además, sostiene que el enfoque de la vieja escuela para la innovación ya no será suficiente y que las empresas más exitosas ya están realizando numerosos experimentos digitales controlados que pueden servir a millones de usuarios más rápido de lo que nadie habría imaginado.

"Lo que muchas de estas organizaciones han descubierto", dice Thomke, "es que un enfoque para la innovación de 'experimentar con todo' ofrece una recompensa mayor y una ventaja competitiva considerable".

Ahora la pregunta es: ¿qué puede hacer usted para ayudar a su empresa a sacar provecho de esta tendencia de experimentación?

Para empezar, lo mejor es crear una "empresa de experimentación" que domine la ciencia de las pruebas y ponga la disciplina de la experimentación en el centro de su proceso de innovación.

"En el pasado", dice Thomke, "una empresa podía tardar años en desarrollar una funcionalidad transformadora. Sin embargo, hoy en día, los líderes digitales pueden hacerlo rápidamente combinando la velocidad y el poder del software personalizado con la rigurosidad de los experimentos controlados. Incluso los gerentes más experimentados a menudo se equivocan, les guste o no, a la hora de mejorar la experiencia de cliente, probar nuevos modelos de negocio o desarrollar nuevos productos y servicios".

Según Thomke, la gran pregunta es cómo combinaremos las tecnologías y cómo cambiará eso la forma en que operan las empresas.

"Las tendencias tecnológicas que estamos viendo en este momento, que incluyen inteligencia artificial, macrodatos, plataformas digitales y la capacidad de llegar a los clientes más rápido que nunca, incrementarán aún más la importancia de la experimentación.

4. El envejecimiento de la población

Olvídate de todo lo que se ha dicho de la superpoblación del planeta. En realidad, perdemos gente más rápido de lo que podemos reemplazarla. Eso afirman los autores de "Empty Planet" (Planeta vacío), un nuevo libro del líder de opinión canadiense Darrell Bricker (@darrellbricker) y del periodista John Ibbitson (@JohnIbbitson).

Actualmente hay más de un millón de niños menos en Estados Unidos que al comienzo de la década. Además, los estadounidenses tienen menos hijos y los tienen más tarde. Lo mismo se aplica a la población mundial en general. En pocas palabras: si esta tendencia demográfica continúa, las empresas se llevarán una sorpresa.

Los estudios muestran que, en 2034, habrá más personas mayores de 65 años que niños por primera vez en la historia de Estados Unidos. Esto representa una gran oportunidad para las empresas que se centran en el desarrollo de tecnologías que permiten a los consumidores de mayor edad vivir más tiempo con una alta calidad de vida, independencia y lazos sociales. En otras palabras, la población de mayor edad es el mercado en expansión del futuro.

La segunda cosa con la que tendremos que lidiar, dice Bricker, es con una economía que ya no estará impulsada por los patrones de consumo del pasado. La población envejece y no consume de la misma manera que los consumidores más jóvenes. Por lo tanto, ahora podría ser un buen momento para adaptar su modelo de negocio a esta nueva realidad.

"Pero entonces, ¿por qué cuando pensamos en tecnología siempre pensamos en desarrollar tecnología para los jóvenes? ¿Por qué no pensamos en desarrollar tecnología para las personas mayores?".

- Darrell Bricker

"Ellos (los consumidores mayores) están dispuestos a pagar por ella y quieren vivir de forma independiente el mayor tiempo posible. Así que, ¿qué estamos creando en términos de tecnología para facilitar eso?

5. Desacoplamiento de la cadena de valor

La opinión común es que la tecnología impulsa la disrupción digital. Sin embargo, en la mayoría de los casos, estas disrupciones se deben al desacoplamiento de ciertas actividades en la cadena de valor del cliente. Así lo afirma el profesor Thales Teixeira de la Escuela de negocios de Harvard (@ThalesHBS). En el futuro, dice Teixeira, este fenómeno de "desacoplamiento" causará más disrupción de la que hemos visto hasta ahora.

La cadena de valor del cliente incluye todas las actividades que las empresas llevan a cabo para satisfacer sus necesidades y expectativas. De acuerdo con Teixeira: “En el pasado, las empresas controlaban las actividades de la cadena de valor, pero la disrupción está afectando cada vez más a áreas específicas de la experiencia del cliente. Veo que los consumidores están tratando de reducir sus propios costos. Y no solo me refiero a los costos monetarios de las compras, también me refiero a reducir el gasto de dinero, tiempo y esfuerzo. Estos son los tres elementos de los que disponemos como individuos. Por lo tanto, cada vez que aparece un disruptor y promete hacer que un producto o servicio sea más rápido, más barato y más fácil de conseguir, las personas naturalmente se sentirán atraídas hacia ese disruptor".

Teixeira dice que a veces los disruptores usan tecnología. No obstante, lo que realmente hacen es centrarse en mejorar una actividad específica en la cadena de valor del cliente. Y así es como comienza la transformación del mercado.

Al final, todo se resume en esto: es tentador mirar con lupa los pronósticos sobre el futuro, pero es mucho mejor usar un telescopio para evaluar el impacto que pueden tener las tendencias en nuestra cultura y nuestro entorno.

Como dijo Martin Luther King en su discurso "Hacia dónde nos dirigimos":

"El camino que tenemos por delante no siempre será fácil. Habrá reveses inevitables. Y, en algunos momentos, la esperanza se convertirá en desesperación. Pero tenemos que enfrentarnos a la próxima década con una fe inquebrantable en el futuro".