Cómo obtener resultados con la automatización de la empresa: piense a lo grande, empiece por lo pequeño, valide y siga adelante (parte 1 de 2)

Roland Alston, Product Marketing Manager
January 15, 2018

<figure class="wp-caption alignleft" id="attachment_31656" style="width: 141px"><img alt="Dr. Jing Bing Zhang, director de investigación de robótica en IDC" class="wp-image-31656 size-full" height="210" src="https://assets.appian.com/uploads/assets/sites/4/2017/12/Bing-Jing-Zhang.png" width="141"/><figcaption>Jing Bing Zhang, director mundial de investigación robótica en IDC</figcaption></figure>

Hay argumentos de peso para pensar que los robots modernos son más inteligentes, más eficientes y más capaces de colaborar con otros robots y humanos que nunca. Tanto es así que los analistas del sector anticipan que en 2025 más del <a href="https://www.machinedesign.com/automation-iiot/article/21837493/who-manages-the-robots-introducing-the-chief-robotics-officer">60 %</a> de las multinacionales líderes de fabricación, logística, atención sanitaria, energía y agricultura contarán con un director de robótica. Además, afirman que también veremos un incremento del <a href="https://info.advsyscon.com/it-automation-blog/gartner-it-automation">30 %</a> en el uso de la automatización robótica de procesos en actividades de cara al público como ventas, experiencia de cliente y más.

Y hablando de robots, una de las tendencias de moda que están alterando el panorama empresarial global es el alza de lo que Gartner llama «objetos autónomos». Se trata de la convergencia de robots e inteligencia artificial para automatizar actividades tradicionalmente hechas por humanos. Así mismo, el <a href="https://www.technologyrecord.com/Search-results/idc-reveals-worldwide-robotics-predictions-95281">40 %</a> de los robots comerciales pronto estarán conectados mediante inteligencia colectiva, lo que podría volverles más eficientes de lo que nunca habíamos imaginado.

Se dice que la asombrosa evolución de los robots y la inteligencia artificial nos pondrá en el camino hacia un futuro sin empleos. Pero si observa de cerca la amenaza de un «robocalipsis» de ciencia ficción, verá que la evidencia no apoya esta idea. Lo que nos lleva a Jing Bing Zhang, director mundial de investigación robótica en IDC. Zhang es un experto líder en las aplicaciones comerciales de la tecnología robótica. Sus investigaciones en IDC se centran en la robótica comercial y la <a href="https://www.appian.com/platform/robotic-process-automation-rpa/">automatización robótica de procesos </a> y en cómo las tecnologías autónomas y semiautónomas:

<ul>

<li>Darán forma a la fuerza laboral del mañana.</li>

<li>Impulsarán la transformación digital.</li>

<li>Abrirán nuevas fuentes de ingresos.</li>

<li>Cambiarán nuestra forma de trabajar.</li>

</ul>

Las predicciones de futuro de Zhang incluyen un crecimiento exponencial de la automatización en sectores como la banca, los <a href="https://www.appian.com/industries/insurance/">seguros</a> y los servicios financieros. Afirma que todos ellos están preparados para la transformación digital. En este artículo de dos partes, que hemos actualizado y vuelto a publicar, Zhang revela por qué el auge de la robótica y la automatización va más allá de optimizar las tareas administrativas y transaccionales, y pasa por aprovechar una entrega de servicios mejor y más rápida y mejorar la experiencia de cliente.

(Lea la segunda parte <a href="https://www.appian.com/blog/how-to-win-at-enterprise-automation-think-big-start-small-validate-and-move-on-part-2-of-2/">aquí</a>).

Esperamos que disfrute de la conversación.

<strong>Appian:</strong> Buenos días, Dr. Zhang, y bienvenido a Digital Masters. Vamos a empezar con una visión global. El año pasado, IDC y otros expertos del sector predijeron que el gasto en robótica comercial aceleraría la innovación, crearía nuevas fuentes de ingresos y cambiaría la manera de trabajar. ¿Se han cumplido sus expectativas?

<strong>Zhang:</strong> Sí, pero déjeme poner esto en contexto. Nuestras predicciones <em>«IDC FutureScape</em>: <em>Worldwide Robotics 2017 Predictions»</em> (publicadas en noviembre de 2016) se referían a la robótica comercial y la adopción de robots físicos en sectores industriales, como la fabricación, la asistencia sanitaria, el retail, los servicios públicos y la construcción.

Estamos viendo un fuerte repunte global del interés en los robots físicos y la RPA.

<strong>Appian:</strong> En su estudio de 2017, IDC también afirmó que el 50 % de las empresas priorizaban la robótica como su inversión tecnológica principal. Entonces, ¿qué está impulsando esta priorización?

<strong>Zhang:</strong> Estos datos se basan en un estudio que hicimos a principios de 2017. Entrevistamos a ejecutivos de 1050 empresas a nivel mundial, que cubrían los principales mercados de Asia-Pacífico, Europa y América. El estudio cubría muchos sectores, incluyendo la fabricación, la asistencia sanitaria, el retail, el gobierno y los servicios públicos. En el sector de la fabricación, la prioridad de negocio número uno era mejorar la calidad de los productos y servicios ofrecidos a los clientes, y la principal preocupación era la subida de los costes laborales.

https://twitter.com/GideonBros/status/946693259543437312

<strong>Appian:</strong> ¿Y qué ocurre con otros sectores, como la asistencia sanitaria y el retail? ¿Cómo están aprovechando estas empresas la robótica y la automatización?

<strong>Zhang:</strong> En asistencia sanitaria, la principal prioridad era mejorar la experiencia global del paciente. En retail, era facilitar un mejor servicio al cliente. Así que la calidad y el tiempo de servicio (cómo de rápido se puede dar servicio a los clientes) eran los principales impulsores de la automatización, especialmente en tecnologías robóticas. Y esto es porque los robots ofrecen más agilidad, precisión y consistencia que el trabajo humano.

<blockquote>«Pero lo que estamos viendo ahora es que, además de los beneficios en calidad y costes, los clientes también están viendo el valor que la automatización ofrece a los consumidores, desde buscar un producto hasta pedirlo y usarlo».</blockquote>

Por tanto, las empresas están respondiendo a la necesidad de mantenerse a la altura de las expectativas de los clientes. Y esas expectativas están cambiando constantemente.

<strong>Appian:</strong> Así que las expectativas de los clientes son un gran impulsor de la automatización comercial. Y esas expectativas están cambiando más rápido que nunca.

<strong>Appian:</strong> Hablando de automatización, he leído informes de prensa que afirman que China está invirtiendo más del doble que los EE. UU. en robótica. ¿Qué opina de esto?

<strong>Zhang:</strong> Si volvemos 25 o 30 años atrás, China disfrutaba de una ventaja competitiva gracias a la mano de obra barata. Pero esa ventaja está disminuyendo. Ese es el motivo de que China esté apostando tan fuerte por la automatización, la robótica y la inteligencia artificial. Quieren subir de nivel desde una fuerza de trabajo y fabricación baratas a una fabricación de alta tecnología. De hecho, ahora China es el mayor mercado de robótica del mundo.

<blockquote>«También están poniendo muchos esfuerzos en la inteligencia artificial. Lo cierto es que China se ha puesto la meta de convertirse en líder del mundo en inteligencia artificial, así como en el "principal centro de innovación en IA global" para 2030. Y ese es el trasfondo de lo que está ocurriendo en China. El otro tema, del que muchas personas no son conscientes, es que hay una escasez de fuerza de trabajo en China».</blockquote>

<strong>Appian:</strong> ¿Escasez de fuerza de trabajo en China? Eso suena contradictorio. ¿Cómo es posible? Tienen muchísima población.

<strong>Zhang:</strong> Hay más de mil millones de personas en China, así que es fácil pasar por alto la amenaza subyacente de la escasez de fuerza laboral. Hace treinta o cuarenta años, muchas personas le restaban importancia a la automatización en China debido a la enorme población del país. En 2010 había 110 millones de personas de 65 años o más en China; para 2030, esta cifra se habrá incrementado en más de 100 millones, según Naciones Unidas. En 2050, más de la cuarta parte de la población tendrá más de 65 años.

<blockquote>«Pero según un informe sobre trabajo de Naciones Unidas, la fuerza laboral china llegó a su punto más alto en 2015. Desde entonces, y en el futuro previsible, la fuerza de trabajo china perderá aproximadamente un millón de personas en edad de trabajar por año. Si tenemos en cuenta que un robot industrial puede reemplazar a entre tres y cuatro personas, China necesitará instalar aproximadamente 275.000 robots industriales al año para superar este cambio demográfico».</blockquote>

https://twitter.com/idc/status/819643338966048772

<strong>Appian:</strong> Entonces, parece que China se está enfrentando a una gran brecha en automatización.

<strong>Zhang:</strong> El año pasado, China instaló unos 86.000 robots industriales, lo que ni siquiera llega a la tercera parte de lo necesario para cumplir con los requisitos de fuerza de trabajo de 2015. Así que para los directores de fábricas de algunas zonas de China, la preocupación número uno es la amenaza de una carencia de trabajo humano, especialmente después de las vacaciones largas en torno al Año Nuevo Chino.

Los consumidores chinos también son más sofisticados ahora, y más exigentes. Eso significa que los fabricantes de allí necesitan la automatización para cumplir con las crecientes expectativas de los consumidores. Otro tema de reflexión es que las ventajas de la fuerza de trabajo barata están disminuyendo, porque EE. UU. también puede montar fábricas con robots. Y debido a ello, el coste de la fuerza laboral como porcentaje de los costes operativos totales está disminuyendo cada vez más rápido. Por eso, muchas personas en Asia y la región Asia-Pacífico están preocupadas por que la fabricación vuelva a EE. UU.

<strong>Appian:</strong> Hablando de este tema, Adidas está construyendo una fábrica de zapatillas a demanda en Atlanta que funciona a base de robots. Las zapatillas de correr serán fabricadas por un equipo de robots y una pequeña fuerza de trabajo humana. Adidas lo ha llamado «Speedfactory». ¿Esto es solo para darle bombo a la automatización o es real?

<strong>Zhang:</strong> Es real. Estas fábricas automatizadas producirán una serie de zapatillas especialmente diseñadas para seis de las áreas metropolitanas más grandes del mundo. La primera Speedfactory ya ha abierto en Alemania. Y Adidas ha declarado que abrirá otra instalación de más de 6800 metros cuadrados en Atlanta, que empleará a unos 160 trabajadores.

<blockquote>«El nivel de automatización de estas fábricas es increíble. Adidas está empleando el concepto de Speedfactory para producir zapatillas personalizadas (a demanda) para consumidores de ciudades específicas, basándose en factores ambientales locales, hábitos y estilos de vida».</blockquote>

<em>(Nota del editor: tras la publicación original de este artículo,   Adidas  ha declarado su intención de cerrar sus Speedfactories en Alemania y EE. UU. y desplazar la producción a Asia).</em><strong>Appian:</strong> Pero el lado negativo de esta historia es el factor miedo, el miedo a que la automatización reemplace a las personas. ¿Eso es algo que debería preocuparnos? ¿Qué opina del miedo a la automatización y la pérdida de trabajos?

<strong>Zhang:</strong> No hay nada que ocultar, habrá trabajos que se perderán. Pero los trabajos perdidos serán aquellos que la gente no quiere hacer, trabajos en los que la gente no está a la altura de la consistencia y la calidad de la automatización. O también puede ocurrir que la automatización desplace a trabajos que son peligrosos para las personas.

<strong>Appian:</strong> Así que espera que la automatización añada más trabajos de calidad a la economía, como gestionar, supervisar y crear cosas. Pero por otro lado espera que los trabajos de baja remuneración y baja cualificación desaparezcan.

<strong>Zhang:</strong> Sí. Los trabajos de baja cualificación y repetitivos desaparecerán, no hay ninguna duda.

<blockquote>«Pero al mismo tiempo, la automatización creará muchos trabajos de alta cualificación relacionados con la inteligencia artificial, la robótica, el aprendizaje automático y la ciencia de datos. La gente necesitará volver a formarse para trabajar con los robots. Habrá menos demanda de trabajos humanos de rutina, que requieren habilidades relacionadas con la producción y el ensamblaje».</blockquote>

<em>(Vuelva la semana que viene para escuchar el episodio final de nuestra serie de dos partes sobre cómo sacar el máximo partido a la automatización).</em>